Fin de la conversación Escribe un mensaje...

Así debes de preparar este remedio para fortalecer los huesos y aliviar el dolor en las articulaciones.

Bien claro tenemos que el dolor en los huesos y las articulaciones es un problema que puede atacar a personas de todas las edades. Ya sea por el desgaste provocado con el tiempo o por algún golpe sufrido, nuestras articulaciones pueden inflamarse.

Esto nos provoca un dolor intenso. Sin embargo, existen productos naturales con los que podemos hacer bebidas curativas muy efectivas.

Una de estas bebidas es la mezcla de leche de almendra, cúrcuma y zanahoria. Dicho jugo tiene propiedades antinflamatorias y analgésicas, con ella podemos combatir el dolor en los huesos y las articulaciones. Además, es rico en calcio, por lo que fortalece nuestros huesos y mejora nuestra salud ósea. De igual forma, tiene un alto contenido de magnesio y potasio, lo que ayuda a eliminar el exceso de sodio en el cuerpo.

La leche de almendra es rica vitamina E y ácidos grasos Omega 3. Estas vitaminas y minerales mejoran la circulación y reducen la inflamación. Además, es una leche sumamente recomendada para aquellos que son intolerantes a la lactosa. Si la agregamos a nuestra dieta diaria, ayudaremos a eliminar el dolor en las articulaciones

Por otro lado, la zanahoria es rica en antioxidantes que evitan el envejecimiento de las articulaciones. De igual forma, aporta grandes cantidades de beta-caroteno, vitaminas C y E. Esto ayuda a que los ligamentos y tendones se mantengan en buen estado.

Finalmente, la cúrcuma está repleta de antioxidantes y antinflamatorios. Al ingerirla regularmente, protegemos nuestros huesos de desgastes provocado por toxinas. Además, creamos una barrera protectora contra los radicales libres. Por si fuera poco, también nos ayuda a evitar la retención de líquido, que es la que suele provocar la inflación.

Con cáncer y muriendo este niño se levantó de las piernas de su madre y le susurro 3 palabras que te romperán el corazón.

Qué necesitaremos:

3 zanahorias

250 ml. de leche de almendras

1 cucharada de cúrcuma en polvo

1 cucharada de miel de abeja

1 cucharada de jengibre en polvo (opcional).

Preparación y uso:

Preparar esta batida es sumamente sencillo y no nos quitará mucho tiempo. Lo que debemos hacer es echar la leche en una licuadora, a continuación, lavaremos la zanahoria y la picaremos en trozos pequeños, después la añadiremos a la licuadora junto con la cúrcuma y el jengibre si así lo deseamos.

Estos ingredientes los licuaremos a toda velocidad hasta conseguir una sustancia homogénea. Finalmente, la endulzaremos con miel y lo consumiremos inmediatamente. Si lo prefieres, puedes dividir la sustancia total en 2 parte para tomarla 2 veces al día. Esta bebida debemos tomarla al menos 3 veces por semana.

Tan pronto empieces a tomar esta fabulosa bebida, notarás grandes mejoras en tu salud en general. Pero especialmente verás que el dolor y la inflamación en las articulaciones y huesos desaparecen. Por eso, no sigas desperdiciando tu tiempo ni tu dinero con medicamentos que no funcionan. Prepara esta batida y acaba con estos problemas rápidamente. No olvides compartir este artículo en tus redes sociales.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *