Fin de la conversación Escribe un mensaje...

MARAVILLOSO REMEDIO CASERO PARA RESTAURAR LOS TENDONES, LIGAMENTOS Y LUBRICAR LAS RODILLAS COMO ANTES

 

Eres de esas personas que en ocasiones sufres de dolores en las rodillas, tendones y ligamentos? basta de perder más tiempo y dinero en otros tipos de tratamientos, que además de ser muy costosas no todos los tratamientos son seguras.

Pues en el día de hoy te ayudaremos a preparar unos remedios caseros que te ayudaran a eliminar los dolores de rodillas y restaurar los tendones y ligamentos de manera rápida y si tener miedo a consecuencias secundarios.

No te preocupes la preparación de estos remedios son muy fáciles, solo necesitas reunir los ingredientes necesarios y por favor de no invertir ingredientes extras en el momento de la preparación para evitar daños secundarios.

A continuación te dejaremos los pasos que debes para que puedas preparar de manera correcta este remedio casero a base de ingredientes naturales. No le piense más, prepara hoy mismo y te sorprenderás con los resultados.

REMEDIO CASERO PARA LUBRICAR LAS RODILLAS Y RESTAURAR LOS TENDONES Y LIGAMENTOS:

Ingredientes necesarios:

  • Miel (2 cucharadas).
  • Plátano maduro (1 unidad).
  • Zumo de naranja (1 unidad).
  • Gelatina o grenetina (40 gramos).

Modo de Preparación y uso:

El primer paso consiste en extraer el zumo de la naranja. Luego, pelaremos el plátano y lo haremos puré. Si escogemos el plátano en su perfecto punto de maduración será mejor, pues es allí cuando más nutrientes aportan. Por si fuera poco, el plátano aporta mucha energía, y es rico en proteínas y carbohidratos.

Si a eso le añadimos la vitamina C de la naranja, tendremos el mejor remedio para las articulaciones.

Este rico coctel lo debemos tomar al menos 2 veces a la semana. También podemos preparar una rica papilla y añadirle la miel.

acto seguido, agregaremos la grenetina sin sabor que habremos disuelto en un poco de agua. Después, calentaremos todo al baño de maría para conseguir una sustancia consistente. Aparte, también calentaremos el jugo de naranja para luego añadirle la gelatina poco a poco para que no se hagan grumos.

Ahora, tomaremos un molde adecuado para ello. Primero echaremos la mezcla anterior de gelatina y naranja. Después, la llevaremos al refrigerador y dejaremos reposar 15 o 20 minutos para que cuaje.

Acto seguido, retiraremos del molde y la pondremos en un plato. Finalmente, dejaremos caer encima o por un lado el puré de plátano y miel.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *