Fin de la conversación Escribe un mensaje...

Esto sirve para la presión, el colesterol, estreñimiento, hígado, insomnio, gastritis, úlceras, entre otros

 

La manzana es una popular fruta reconocida por sus increíbles beneficios terapéuticos que incluyen una hidratación saludable, propiedades diuréticas, reducción del colesterol malo (LDL) en sangre, efectos contra el estreñimiento, entre otros.

Pero además de esos beneficios, no hace mucho tiempo se ha descubierto que la manzana es muy poderosa a la hora de combatir la hipertensión.

Beneficios de la cáscara de manzana

La hipertensión es una enfermedad silenciosa que cada vez ataca a más personas debido a la mala alimentación, al estrés cotidiano y al tabaquismo que son normales en nuestros días. Entre los síntomas de hipertensión se encuentran los fuertes dolores de cabeza, náuseas o vómitos, cambios en la visión, sangrado de naríz o estado de confusión.

Si observas que posees uno o más de los síntomas que ya te hemos mencionado anteriormente, es muy importante que visites a tu médico para que él ejerza un diagnostico preciso y un tratamiento adecuado. De todas formas, mejor que curar es prevenir con ingredientes naturales como la manzana.

Algunos estudios recientes afirman que la manzana sirve para lograr reducir la presión arterial gracias al contenido de flavonoides, principalmente quercetina, que tiene en su cáscara. Así, el extracto de cáscara de manzana interviene en la regulación de las hormonas relacionadas con la presión arterial, lo cual mejora el funcionamiento del aparato circulatorio y evita la vasoconstricción que puede atacar a los vasos sanguíneos.

Existen otros ingredientes naturales que son eficaces para tratar la hipertensión como el extracto de piel de manzana. Tal es el caso de los extractos de té verde, de cacao y de sustancias lácteas que contiene un poderoso efecto hipotensor.

Otros beneficios de consumir manzana:

  • Ayuda a desintoxicar el hígado debido a que posee cisteína.
  • Reduce los niveles de colesterol malo en sangre.
  • Previene la aparación de hiperglucemia puesto que posee pectina.
  • Ayuda a tratar el insomnio gracias a su contenido de vitamina B12.
  • Ayuda a disminuir la fiebre.
  • Combate tanto la diarrea como el estreñimiento.
  • Estimula la producción de jugos gástricos por lo que ayuda a combatir la gastritis y las úlceras.
  • Posee fósforo que lo convierte en un excelente aliado para los problemas de memoria.

Lo mejor de la manzana es que es muy fácil de conseguir, es económica y se adapta a cualquier tipo de comida. En este sentido, puedes consumirla tanto cruda como asada, sola o en ensaladas, en zumos o en puré. Tú eliges lo que más deseas y no tengas miedo porque la manzana no posee efectos secundarios.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *